La calidad de nuestro servicio se traduce en ser solución para nuestros clienteslanguages
FundaciónMisión y objetivosQuiénes somosÁreas de ActividadCómo trabajamosValor añadidoContacto
Bienvenido a GuerraMercadal

José María Guerra Mercadal, tras finalizar la carrera de Derecho en 1985 es atraído por el mundo de la empresa multinacional, donde se forma durante 10 años. En 1996, vuelve a la práctica profesional con el objetivo de ser para los empresarios y directivos solución y no un problema más en su actividad empresarial. Dada la experiencia adquirida, entiende que se ha de orientar al mundo de la empresa, ofrecer un servicio integral de calidad, coordinado, personalizado y global. De ahí que desde el inicio desarrolle la asociación de profesionales Globos Ius Advocati, en los países de más influencia e interés en el orden económico y empresarial.GuerraMercadal, abogados
El valor añadido de GuerraMercadal es contar con abogados y profesionales expertos en sus respectivas áreas de actividad, y conocedores de las necesidades empresariales, con una marcada orientación de servicio al cliente, espíritu crítico y formativo.

GuerraMercadal, a fin de poder cumplir con su filosofía, ha llevado a cabo una alianza estratégica con los despachos Blasco & Ortiz de Solórzano y con el prestigioso penalista Peláez Márquez, de modo que la operativa es en la actualidad unitaria, pudiendo ofrecer todos los servicios de la firma tanto en Barcelona como en Madrid.

Debe destacarse que, tanto Sergio Blasco como Rafael Ortiz de Solórzano, combinan en su trayectoria profesional caminos paralelos al de José María Guerra Mercadal, habiendo dedicado una parte importante de su carrera profesional a la empresa privada: en compañías de Seguros y Hospitalarias, Sergio Blasco; y en el asesoramiento a compañías multinacionales, Rafael Ortiz de Solórzano.

Por otro lado, la formación adquirida por Antonio J. Gismero en su preparación a la Carrera Judicial, le permite centrar su práctica jurídica en el ámbito contencioso.

Del mismo modo, antes de ejercer la abogacía, Ignacio Peláez Márquez ejerció como fiscal en diferentes destinos (Roma, Bruselas) para establecerse en una Audiencia Nacional en plena ebullición, hasta optar por la excedencia.

Su confianza nos hace crecer. Muchas Gracias.

José Mª Guerra Mercadal
Socio Fundador y Director
GUERRAMERCADAL

Noticias y artículos
Ver el más antiguo Ver anterior Ver el más reciente



El pago de deudas empresariales mediante la entrega de bienes

La falta de liquidez impide a las empresas atender el pago de sus deudas. Esta realidad conduce a muchas de ellas a la declaración judicial en concurso por insolvencia. Esta declaración, que supone para la empresa una limitación –cuando no una suspensión- en la realización de actos u operaciones propias del tráfico mercantil, tiene un efecto negativo para los acreedores. Estos últimos pasan a formar parte de la llamada masa pasiva del concurso, lo que supone que se agrupa a todos los acreedores en un mismo saco con independencia de la cuantía u origen de la deuda sin que ninguno de ellos, salvo excepciones, tenga un derecho de cobro preferente frente a los otros. Además, los juicios pendientes frente a la concursada, o quedan suspendidos o se integran en el concurso. En definitiva, que ni la empresa puede pagar, porque no dispone de liquidez, ni el acreedor puede cobrar.

Desde esta perspectiva, acudir a los tribunales –a través del concurso o de juicios ejecutivos- para cobrar el crédito cuando la empresa deudora tiene una situación económica inestable es una opción poco atractiva.

En este sentido, la dación en pago es un mecanismo útil para garantizar el cobro de las deudas empresariales cuando la falta de capacidad económica puede hacer peligrar el pago. Beneficia además a la empresa con problemas económicos al poder modificar la forma de pago de sus deudas, evitando que la insolvencia la lleve al concurso.

La dación en pago consiste en la entrega por parte del deudor de un bien mueble o inmueble en sustitución del pago en dinero, que era la forma inicialmente pactada. La dación en pago es verdadero pago y, por consiguiente, extingue la deuda y satisface el crédito. Es un mecanismo que posee cobertura legal y que, con la última reforma de la Ley Concursal, probablemente verá incrementada su incidencia.

Sin embargo, para que la dación en pago prospere se requiere el acuerdo del acreedor y el deudor. Por consiguiente, no se trata de un derecho de elección de ninguna de las partes por las que en lugar del pago dinerario se opta por un pago en bienes. Es un verdadero acuerdo de voluntades, un nuevo contrato por el que se extingue la obligación y se recupera el crédito a través de la entrega de algo distinto al dinero.

A partir de aquí se abre un intenso periodo de negociación donde la intervención del Abogado es esencial. Aunque puede incluirse la dación en pago como garantía añadida en el momento de hacer el negocio, lo habitual es negociar cuando llegue el día de cumplimiento y no sea posible pagar. En cualquier caso, si la empresa deudora tiene problemas de solvencia, la dación en pago es positiva para el acreedor ya que sólo así aseguraría su cobro. Optar por la dación en pago le permite cobrar la deuda ahorrándose los costes de tiempo y dinero que supone acudir a los tribunales para exigir el pago, pues a la lentitud de la justicia se le une el desembolso económico que ello supone. Incluso, a través de la negociación, cuando el valor del bien fuera superior al de la deuda, podrían incluirse los costes de la operación –gastos notariales, registrales y tributarios- buscando el mínimo perjuicio para el acreedor.

En conclusión, la dación en pago, además de suponer un respiro para el deudor con problemas de solvencia, garantiza la recuperación del crédito de una manera eficaz; es además una alternativa rápida y viable frente a la costosa e incierta reclamación del pago a través de los tribunales.

Albert M. Santos Martínez, abogado y doctor en Derecho.

Guerra Mercadal


 
Enlaces institucionales: Acció per la democràcia | C-fam | Consejo General de la Abogacía Española | Juristes Cristians
Dret a escollir | Europe for Christ | Grup 33 | Help voluntarios | ICAB | Icmedia | Mucho en común
Telespectadors Associats de Catalunya | Togas.biz
 
BARCELONA: Av Diagonal , 620 • 08021 Barcelona • Tel. 34.93.2413399 • Fax 34.93.2004898 • e-mail: info@guerramercadal.com
MADRID: Apolonio Morales, 10 • 28036 Madrid • Tel. 34.91.3430459 • Fax. 34.91.3456550
MADRID: Príncipe de Vergara, 91 • 28006 Madrid • Tel. 34.91.7451558 • Fax. 34.91.7451559